Modelo Canvas • Como aplicarlo a tu Negocio en 2018

Cuando se tiene una idea de negocio, antes de llevarla a la práctica, lo primero que debemos hacer es construir un modelo que sea útil para analizar la empresa que pretendemos hacer realidad, con el propósito de conocer si es viable y evaluar su rentabilidad. Algo que también puede ser de importancia en caso de tener una empresa ya operativa. Tradicionalmente esto ha sido una labor compleja que demanda de mucho tiempo y esfuerzo

En el año 2008 el suizo Alexander Osterwalder publicó el libro Business Model Generation con base en su trabajo de Tesis Doctoral sobre Canvas de Modelo de Negocios, o simplemente Modelo Canvas. El método creado por Osterwalder permite construir un modelo de negocio de una forma rápida y sencilla.

La intención es contribuir a agilizar el desarrollo de iniciativas empresariales, algo que es muy útil para afrontar la dinámica cambiante que encontramos hoy día en los distintos escenarios de los mercados globalizados. En la actualidad, este método se ha convertido en una herramienta ampliamente utilizada para diseñar los proyectos de nuevas empresas, así como también como un insumo para la gestión de empresas establecidas.

En este artículo te presentamos en que consiste el Modelo Canvas, cuál es la estructura que propone, los módulos que lo constituyen, qué hacer para generar tu propio modelo y cómo aplicarlo a tu negocio.

¿Qué es y para qué sirve el modelo canvas?

Básicamente es una metodología de gestión empresarial que plantea describir un modelo de negocio cubriendo cuatro áreas que son consideradas como prioritarias: los clientes, la oferta, la infraestructura y la viabilidad económica.

Su propósito consiste en explicar de una manera rápida y sencilla, mediante el uso de una representación gráfica, cómo es la lógica que sigue un negocio para generar ingresos y obtener rentabilidad.

El modelo canvas propone una estructura con base en nueve módulos básicos, dispuestos e interconectados de la forma como se presenta en la figura 1. Cada uno de estos módulos define una característica específica del negocio.

 

canvas de modelo de negocio

 

El lienzo se organiza alrededor de la propuesta de valor, colocada en la parte central del esquema. En la zona de la derecha se ubican los bloques asociados con entes o acciones externas a la empresa. De este modo se establece que la propuesta se hace llegar a los segmentos de clientes con los que estableceremos relaciones, a través de unos determinados canales, con el propósito de generar ingresos.

En la zona de la izquierda tenemos los bloques asociados con elementos y operaciones internas de la empresa. Así que para hacer tangible la propuesta de valor, con la participación y asistencia de los socios, debemos realizar un conjunto de actividades con el soporte y uso de los recursos clave. Lo anterior determina la estructura de costes y en definitiva ésta es la inversión que se necesita para sustentar el negocio.

Al poder definir todos estos aspectos y completar la estructura propuesta de una forma coherente se tiene un primer indicador de la viabilidad del negocio. Por su parte, la relación entre las fuentes de ingreso y la estructura de costes permite tener una buena estimación de la rentabilidad.

¿Cómo hacer un modelo canvas?

Para elaborar un modelo canvas lo primero que debes hacer es imprimir el lienzo (canvas) con los nueve módulos que lo conforman, en un tamaño adecuado para que sea legible la información que se va a colocar en cada recuadro.

Después hay que proceder a rellenarlo siguiendo las indicaciones y el orden que te especificamos a continuación:

  • Propuesta de Valor: Es el módulo sobre el cual se centra la idea de negocio, en este se pone de manifiesto lo que se tiene para ofrecer y que es de interés o de utilidad para los clientes. Es importante señalar lo que nos hace diferentes al resto, establecer cuáles son las ventajas competitivas y en qué medida sirve para satisfacer las necesidades del cliente.
  • Segmentos de Clientes: Los clientes representan todas y cada una de las oportunidades de negocio hacia las cuales dirigir nuestra propuesta de valor. Pueden ser personas o empresas, agrupados en segmentos que comparten alguna característica en común, la cual debemos esforzarnos en identificar; por ejemplo: edad, gusto o necesidad.
  • Canales: Están conformados por los diferentes medios, directos o indirectos, a través de los cuales nos comunicamos o interactuamos con los segmentos de clientes. Estos canales representan un recurso fundamental y deben ser efectivos, rápidos, eficientes y rentables, tanto para dar a conocer la propuesta de valor como para su posterior distribución y venta.
  • Relación con Clientes: Hay que definir las mejores formas y estrategias para relacionarnos con los clientes, de manera coherente con el segmento al que va dirigida la propuesta de valor, considerando los canales disponibles. Esto es lo que en definitiva va a establecer la imagen y el prestigio del negocio, algo muy importante para atraer, captar y conservar los clientes.
  • Fuente de Ingresos: Esto representa el dinero que se piensa generar, algo que será de utilidad para cuantificar y evaluar su rentabilidad. Con este propósito, es muy importante valorar cuánto dinero estarían dispuestos a pagar los clientes por nuestros productos o servicios, así como también la frecuencia y otras características de los pagos; por ejemplo: efectivo o a crédito.
  • Recursos Clave: Son los medios con los que necesitas contar para hacer realidad tu propuesta de valor. Estos pueden ser recursos humanos, económicos, físicos e intelectuales; por ejemplo: un local, personal, maquinarias o patentes. Estas necesidades son la que determinan en gran medida la inversión que se requiere para hacer viable y mantener el negocio.
  • Actividades Clave: Dentro del conjunto de todas las actividades que se deben realizar, estas son las que aportan mayor valor y que resultan indispensables para que el negocio funcione. Se relacionan principalmente con las áreas de producción, las ventas y el soporte. Definirlas te permitirá tener en claro el tipo de empresa a la que te dedicarás, hacia donde enfocar y cómo potenciarlo.
  • Socios Clave: Son alianzas que necesitamos bien sea para concretar el modelo o para fortalecerlo. Es un factor de gran importancia en la actualidad, que en la mayoría de los casos determina la rentabilidad del mismo, como consecuencia de la competencia que se manifiesta en un mercado globalizado.
  • Estructura de Costes: En definitiva, sirve para conocer el dinero que debemos invertir para el funcionamiento de la empresa. Se centraliza principalmente en cuantificar los costes de los recursos y actividades, para posteriormente tratar de minimizarlos. Un manejo adecuado y preciso de este renglón nos permitirá mejorar la rentabilidad de nuestro modelo de negocios.

 

¿Cómo aplicar este modelo a tu negocio?

El Modelo Canvas se puede utilizar en todo tipo de negocio, el mismo es adaptable a cualquier estrategia empresarial, así que te invitamos a aplicarlo en tu empresa. A continuación, te damos las indicaciones sobre cómo proceder:

  • Lo primero es elaborar el Modelo Canvas de tu idea de negocio. Para esto te sugerimos recurrir a las secciones previas de este artículo y en especial el renglón sobre ¿Cómo hacer un modelo canvas?, siguiendo los respectivos enlaces para obtener mayores detalles sobre cada uno de los módulos y recibir orientaciones que te ayudarán a generar la información necesaria.
  • Una vez completado el lienzo tendrás a la vista todos los elementos que conforman el negocio, lo que permite comprender de forma clara y concisa la relación entre oferta, clientes, infraestructura y rentabilidad. Ya en esta instancia es posible validar la viabilidad.
  • Seguidamente puedes evaluar la idea de negocio realizando análisis y contrastando cada uno de los 9 módulos con la realidad del mercado. En función de los resultados, realiza los cambios de rigor en los elementos del modelo con el propósito de optimizar su rentabilidad, manteniendo la viabilidad.
  • Finalmente, crea y organiza planes o estrategias para promover acciones que permitan hacer realidad estos cambios en los respectivos procesos de la empresa.

Ventajas de este método

Entre las principales ventajas del Modelo Canvas podemos señalas las siguientes:

  • Es sencillo y conciso, se construye con base en la elaboración de una simple plantilla.
  • Tiene una representación gráfica, lo que permite visualizar y comprender rápidamente todo el negocio.
  • Es aplicable para todo tipo de negocios.
  • Es dinámico, se puede cambiar el contenido de cada uno de los módulos sin afectar la estructura del modelo.
  • Fomenta el aporte de los integrantes de cada módulo con el fin de alcanzar las metas de la empresa.

Consejos

Un modelo es tan sólo una representación de la realidad y su importancia radica en que mediante su uso podemos analizar o predecir algunas situaciones o resultados, con una precisión que va a depender de la validez del mismo. En consecuencia, se recomienda poner el empeño necesario y suficiente para construir un modelo adaptado lo mejor posible a la realidad.

Después de elaborar y aplicar el modelo es importante revisarlo nuevamente, con la intención de realizar de manera continuada las correcciones de rigor que garanticen la viabilidad y coherencia entre los módulos, para de esta forma contribuir con el éxito de la empresa.